lunes, septiembre 25, 2006

EL CAQUI

n 1848, las tropas británicas de la frontera de la India estrenaron un nuevo tipo de uniforme de algodón, teñido de verde-amarillo, cuyo nombre se basó en el vocablo indígena kakhi, que significa polvo. Se utilizaba únicamente en los servicios de campaña, reservándose el uniforme clásico para las grandes paradas y los actos sociales. El caqui, era cómodo, fresco y dificultaba la punteria enemiga, al confundirse con el terreno polvoriento. Su introducción rompió la tradición europea de los colores vivos. En el vestuario de todos los ejércitos el rojo y el azul se había combinado con los bordados o adornos amarillos, blancos, negros o verdes, para buscar la prestancia de los militares. Esto fue así hasta que el calor padecido en las guerras coloniales obligó a sustituir los trajes de paño por otros de algodón, e impuso los colores claros. El inconveniente que ello comportó fue el aumento de la visibilidad de las tropas, que ya eran vulnerables a distancia por el alcance creciente de los fusiles, circunstancia a la que había que añadir el ehcho de que en la guerra colonial el enemigo aprovechaba los accidentes del terreno para disparar desde distancias menores a las usuales en los campos de batalla europeos.

2 comentarios:

Wallenstein77 dijo...

Hola a todos:
Muy interesantes esta ultima serie de articulos sobre Historia. Un dato curioso. En La trampa balcanica de Julio Veiga, se menciona como el primer conflicto en Europa donde se utiliza el uniforme verde - oliva fueron durante las Guerras Balcanicas (1912 -13). Parece que los observadores alemanes si se quedaron con la idea de estos uniformes, mientras que generales franceses ya durante la Gran Guerra decian que los soldados tenian que ir a morir con los colores de Francia.
Saludos a todos.

nelson dijo...

Estimado amigo, la evolución de los uniformes ha supuesto en mi una curiosidad tremenda, no por la vistosidad que ellos puedan sugerir a través de las modificaciones, sino que se puede percibir, no ya por la estética, sino por adaptación al medio y a las necesidades de las tácticas en los campos de batallas. Respecto al artículo de "El caqui", lo creí interesante porque es donde he visto más claro la necesidad que surgió de adaptarse al escenario bélico. Gracias, un saludo