viernes, septiembre 28, 2007

NAPOLEÓN, ENVENENADO

na comisión de científicos franceses e ingleses acaba‘‘ de dictaminar que Napoleón Bonaparte fue envenenado con arsénico durante su reclusión en Santa Elena. La muerte del Emperador, el 5 de mayo de 1821, siempre suscitó sospechas. Los médicos que le examinaron entonces confesaron no saber cuáles eran las causas del óbito; por lo que se convirtió en doctrina oficial que se debió a los múltiples achaques del prisionero —dermatosis, hemorroides, dolencias vesiculares, restos de afecciones venéreas—, fundamentalmente de la úlcera que había arrastrado toda su vida. En el fondo, sin embargo, siempre quedó la sospecha de que pudiera haber sido envenenado, tal como sospechaba su ayudante de cámara, Louis Marchand, que literalmente dejó escrito "su muerte tiene todos los síntomas de un envenenamiento”.
Las recientes investigaciones sobre unos cabellos del Emperador no dejan, al parecer, resquicios para la duda. Queda por saber, sin embargo, quién ordenó su muerte:¿Inglaterra, para ahorrarse los ocho millones de libras anuales que le costaba aquella reclusión? ¿Los monárquicos franceses, temerosos de un nuevo retorno del Gran Corso? ¿Alguno de sus compañeros en Santa Elena, por celos, despecho o envidia?.

4 comentarios:

Birdo dijo...

Interesante artículo, Nelson.
Los médicos llegaron incluso a pensar que podría tratarse de una afección hepática. Y el mismo Napoleón tuvo la sospecha de padecer cáncer de estómago, como su padre.
Pero esa muestra de cabellos, debidamente examinada, ha llegado a determinar la verdadera causa de la muerte, ya que estaban impregnados de arsénico.
Se desconoce el motivo del envenenamiento y, posiblemente, no llegue a saberse jamás.
Un saludo.

enma dijo...

La combinación de enemas y tartrato de antinomio de potasio empleados para hacerle vomitar fueron una combinación fatal, causante de una arritmia cardiaca denominada "Torsades de pointes".
el desencadenante de la muerte pudo ser una dosis de 600 miligramos de cloruro mercúrico, una purga que le dieron dos días antes de su muerte que pudo reducir aún más los niveles de potasio en sangre. El haber encontrado arsénico en sus cabellos, prueba que se hizo por "radiación sincrotónica"
lo atribuyen al humo de carbón y otras fuentes medioambientales propias de la época más que a ningún tipo de envenenamiento premeditado.Aunque tb existen otros autores que dicen que la presencia de arsénico podía explicarse porque a Napoléon le gustaba beber, y los fabricantes de vino del siglo XIX solían secar los barriles con arsénico.
Un forense americano dice que Napoleón llevaba enfermo mucho tiempo y que hubiera muerto de todas formas, independientemente del tratamiento que le hubieran dado sus médicos.
Y así podríamos estar elucubrando hasta llenar el blog.
Realmente sigue sin saberse a ciencia cierta de qué murió El Emperador.

enma dijo...

Se me ha olvidado añadir que cuando le hicieron la prueba con radiación sincrotónica detectaron que el envenenamiento tenía un origen exógeno, que no había habido ingestión.

Nelson dijo...

Sobre el envenenamiento de Napoleón, es extraída de un artículo de junio de 2000, es posible que aún queden flecos sueltos respecto a la confirmación de las causas que originaron su muerte. Pero sea arsénico, u otros desencadenantes mortales, si podemos afirmar que fué producto de una vida muy dilatada, intrigas, envidias, y posiblemente envenenamiento amoroso, porque aunque el amor no sea causa de un desenlace final en muchos casos, si que emborracha.