jueves, septiembre 13, 2007

LOS TRES NEPTUNO DE TRAFALGAR

s curioso, que en la batalla de Trafalgar, coincidieran tres navíos de diferentes banderas con el mismo nombre, la mención al dios Neptuno, colocado en las cascos de los navíos que intervinieron en esta contienda, posiblemente, le causó cierto enfado al mencionado dios, y de hecho, la tempestad que siguió a este evento, se desencadenó con la mayor fiereza.
Los ingleses, acudieron a la cita mortal con un navío de tres puentes, 2.200 toneladas, y construído en el arsenal Chathan, a mitad del siglo XVIII, al mando de Thomas Freematle.
Este navío,se batió de forma directa contra el buque insignia francés Bucentaure, que quedó practicamente desarbolado.
No obstante, el destino final del Neptuno, fué dramático, pues, al final, acabó hundiéndose, recogiéndose en las playas de Conil sus palos.
Los franceses, con su Neptuno, buque de dos puentes y 80 cañones, estaba al mando del capitán de navío Maistral.
Junto con el también francés Indoutable y los españoles San Justo y San Leandro, habían quedado desmantelados y sólo lograron virar para atender a Gravina, dejando correr a su suerte al Redoutable, del capitán Lucas, y al Fogueus de Boudini.
Tras el combate, a duras penas, pudo el Neptuno poner proa a Cádiz, regresando posteriormente al lugar de los hechos para rescatar a los infortunados que se encontraban agarrados a los maderos y trozos de navíos.
Pudieron rescatar al Santa Ana y condurcirlo a Cádiz. El Neptuno, sino tuvo una relevancia importante durante el combate, si se le puede atribuir, vital en el socorro a los navíos aliados que quedaron a la deriva o destruídos.
El Neptuno español,navíos de dos puentes, de 1800 toneladas y 80 cañones, había sido botado en 1799, siendo el buque más joven de la escuadra española. El mando, recayó en el brigadier, Cayetano Valdés, sorprendiéndose del cariz que estaba tomando la estratégia tomada por el jefe de los aliados, al quedar alejado del foco de la contienda, viró en redondo, para dirigirse al combate, de hecho se suscitó una discusión entre Dumanoir comandante del Formidable y Valdés, cuando el primero le preguntó que "a donde iba", y don Cayetano le contestó indignado que "¡al fuego!".
El Neptuno, fué abordado y capturado por el inglés Minotauro, siendo rescatado posteriormente, poniendo rumbo a Cádiz, estrellándose contra el castillo de Santa Catalina, salvándose la mayor parte de su dotación así como su comandante.
Nelson.

4 comentarios:

Enma dijo...

No menciones el Redoutable....trae para mi tristes recuerdos...

Serían las cuatro y media de la tarde cuando uno de los tiradores de la cofa del navío francés Redoutable logró acertar al almirante Nelson, que lucía en el pecho todas sus condecoraciones sin miedo a llamar la atención. La bala lo atravesó y fue a incrustársele en la columna vertebral. Herido de muerte, siguió las incidencias de la batalla desde un camastro y sólo se murió cuando tuvo la certeza de que habían vencido...

nelson dijo...

Realmente estaba muerto en vida,había perdido la visión de un ojo durante el asedio y toma de Córcega, en el ataque a Tenerife,dejó su brazo derecho, y en su diminuta anatomía, se reflejaba las multiples lesiones producidas a lo largo de una dilatada hoja de servicios, hasta que fué herido de muerte desde la cofa de Redoutable. Tan sólo le palpitaba dentro de su ostentoso uniforme plagado de condecoraciones,el sentimiento de saber que había vencido en la batalla, y el dejar su ultimo aliento en la mujer de su vida.
Nelson

Cromwell dijo...

Vaya, vaya... Mi querida Enma, una persona moderada y tolerante que respeta a aquellas que van a rezar laudes todos los días, se conmueve con el episodio del deceso de Horatio Nelson.

Realmente conmovedor.

Enma dijo...

Mi querido cromwell, por persona tolerante me tengo y así lo dicen los que a mi alrededor viven, porque en mi corazón tienen cabida todas las situaciones que en ésta vida se me presentan y todas las personas que por ella pasan, porque cada persona que he encontrado en el camino cumplen y espero que cumplan una misión.