miércoles, agosto 08, 2007

PARA MUESTRA UN BOTÓN

a violencia y el sectarísmo, sólo puede acarrear más violencia. Hace unas horas, condenábamos, la intransigencia de los nacionalistas catalanes con respecto a las pintadas y manifestaciones de algún ilustre pero no ilustrado catalán que tildaba de "parásitos" a los españoles que no vivimos en Cataluña. La reacción de signo contrario, ya la tenemos ahí, pintadas al monumento del Ché en Badalona. Empezamos gastando Titanlux, y podemos entrar en una espiral, que se sabe como empieza pero no como se termina, ambas posiciones son desde mi punto de vista rechazables, sólo que a ver quien mete el cava en la botella cuando este se salga.
Nelson

5 comentarios:

zinthia dijo...

Como suele ocurrir en estas "contiendas", todos pierden, o todos perdemos. Por supuesto no se trata de poner la otra mejilla, hasta ahí podíamos llegar; pero es evidente que quien se conduce como su "adversario", termina pareciéndose a él.
La paz es el camino, que decía Ghandi.
Un beso, Nelson.
Zinthia.

Nelson dijo...

Efectivamente zinthia, la paz es el camino, pero no a cualquier precio, cuando estábamos bajo una dictadura, había paz,¿ pero éramos libres?.Un beso, zinthia

enma dijo...

Nelson, yo a esto le llamo una de cal y otra de arena.
Y así compensamos las pintadas, no van a ser siempre los mismos los que pinten, no?
Un afectuoso saludo.

Nelson dijo...

Enma, efectivamente, si se desata la guerra de las pinturas, tendremos que aceptar todas, o rechazarlas.Un saludo afetuoso

zinthia dijo...

En las dictaduras, amigo Nelson, la paz sólo es aparente. No es ese tipo de paz el deseable, sino la que va de la mano de la libertad.
Un beso.
Zinthia