martes, agosto 07, 2007

MONTESQUIEU

esde hace tiempo, tenía en mente, profundizar sobre la vida y obra de Montesquieu, no sé muy bien porqué esta obsesión, pero creía tener una deuda pendiente con el personaje, quizás porque había llegado a mí algunos datos, que en el tiempo los confundía y no tenía muy claro si esas teorías eran de él o de cualquier otro comtemporáneo suyo.
El caso, es que, este verano,decidí salir de dudas, y aunque aun no he terminado de leer y digerir la obra, os puedo asegurar que desde las primeras páginas, me resulta un hombre adelantado a su época.
Montesquieu, sin lugar a dudas, fué el fundador de la ciencia política, independientemente de muchísimos más apelativos que se le podían otorgar y que sería difícil de relacionar en esta bitácora, no ya por la cantidad de ellos sino por la variedad de los mismos.
Puso las bases y los instrumentos modernos para abordar lo que con el tiempo será definido como espacio constitutivo de las ciencias sociales.
Pero a parte de estos aspectos que he mencionado anteriormente, sin dejar de ser importantes, sí he quedado un poco asombrado por la visión que tenía sobre su percepción de la sociedad, valores y conductas, que aún siguen en vigor y creo que mucho tiempo.
Montesquieu, aborda la libertad como la primera razón del ser humano, dentro de los propios límites que el propio ser humano ha establecido. Por eso, Montesquieu, frente a los atentados contra la naturaleza humana como el despotismo, la esclavitud, las leyes penales excepcionalmente duras, la servidumbre de las mujeres en algunas sociedades, intenta demostrar alternativas a favor de ella. Alternativas, prácticas, adecuando las leyes a la "naturaleza de las cosas", de "que nos dejen ser como somos", de que los ditintos tipos de leyes, esten de acorde con el desarrollo de las sociedades, corrigiendolas, pero sin forzarlas. Para ello rechaza el poder absoluto, que arbitrariamente pueda decidir, sino que es necesario el poder frente al poder.
Aboga por la moderación política, encaminada a conseguir la felicidad del individuo, contribuyendo, así al desarrollo integral de la persona. Moral, religión,poder, deben de estar subordinadas a este fin.
Bibliografía:El Pensamiento de Montesquieu.Carmen Iglesias. .-
NELSON

7 comentarios:

enma dijo...

Pues permíteme querido nelson que te haga una pequeña corrección.El individuo que lees se llama Montesquieu, y no Montesquiu. Dicho esto, a mi me parece un pensador moderno, lo mejor para mi fue la teoría de la separación de poderes y derivada de dicha teoría la democracia que hoy vivimos en todo el mundo.
Espero que lo disfrutes estas vacaciones.
Un cordial saludo, Nelson.

Nelson dijo...

Enma, enmendadas las erratas. Con respecto a lo que apuntas en tu comentario, seguiré apuntando sus pensamientos y obras, incluído lo que mencionas, sólo que espero que llegue el momento. Te has ganado una arropia.

enma dijo...

En el diccionario de la Real academia de la lengua la palabra arropía no figura, sólo encuentro arrope, que significa mosto cocido hasta que toma consistencia de jarabe.Debo entender que te empiezo a resultar pegajosa?...(ejem...ejem...)
Que tengas un bonito día, nelson.

Nelson dijo...

Enma, nunca dije que estuviese contenida dicha palabra en el RAE, es una forma de definir, por lo menos en mi pueblo, a este tipo de caramelo alargado y rígido. Supongo que como tantas otras cosas que pertenecen a la jerga rural.De todas formas, te puedo afirmar que también se le llama así a un plato típico de la conina sevillana.Feliz día igual para ti

Nelson dijo...

Continuando con la arropia, al parecer hay un diccionario apócrifo chiclanero(no te rías),que utilizan los vendedores ambulantes,para expresar alguna mercancia determinada que dice:"larga y retorcida como la arropia".

zinthia dijo...

Pues sí, nuestro amigo Google puede solventar las dudas en determinados momentos.... un plato sevillano, diccionario chiclanero, etc. Por cierto que la arropía la he comido muchas veces, hace tiempo en Jerez, y no hace tanto, por Málaga. No está mal, aunque ahora prefiero comer otras cosas menos dulces.
Un beso, Nelson.
Zinthia.

Nelson dijo...

Zinthia, gracias por apostillar el conflicto de la arropia.Un beso