sábado, enero 06, 2007

IDÍLIOS QUE HICIERON HISTORIA(II)

a próxima vez que Nelson coincidió con Enma, fue en 1798, después de la batalla del Nilo, tenía 43 años, y sobre su castigada humanidad, reposaban cicatrices y heridas que configuraban un sin fin de taras y dolores que lo mortificaban de forma contínua, tenía lesiones en la espalda, producidas en Córcega, amputado su brazo derecho, pérdida de la visión en un ojo,sufría de una hernia producto de una herida, el legado de varias fiebres y brotes de malaria.
Aun me pregunto que ¿fortaleza puede tener el ser humano para soportar tanto castigo?¿que le motivaba a seguir en las cubiertas de los buques a pesar de sus dolencias?, indudablemente Inglaterra y Enma.
Enma por aquel entonces, había descuidado su aspecto físico, pues ya no era la mujer que figura en todos aquellos retratos cuando tenía 20 años. Tenía 33 años y Sir Hamilton 68, la situación sentimental sufre un cambio tremendo cuando Nelson regresa de la batalla del Nilo al hogar de los Halmilton, para recuperarse de sus heridas y de su estado calamitoso. Del cuidado de Enma a Nelson, surge una situación sentimental y se incrementa la atracción de ambos, estando al tanto de dicha relación Sir Hamilton. Aunque aparentemente Nelson y Enma no era una pareja a fin, tenían muchas cosas en común, partiendo de la base de que ambos procedían de familias humildes, y por otro lado, tambien, los unía la capacidad de trinunfar en la sociedad inglesa cada uno a su forma.
Enma se caracterizaba, por ser una mujer muy inteligente, adornando esa inteligencia de su belleza física, era una buena lingüista, tenía talento para cantar y actuar, ello, le proporcionó el aprendizaje adecuado para resolver problemas diplomáticos, pues dominaba de forma extraordinaria el arte de relacionarse, y solventar problemas que pertenecían exclusivamente a su marido.
Durante los primeros pasos de esta relación, mantenian las apariencias en público, quedando reducido el conocimiento de dicha relación a las tres únicas personas que lo sabían.
Al final de 1798, los franceses penetraron en Italia, Nelson evacuó a los Hamilton y a la familia Real de las Dos Sicilias a Palermo. Nelson permaneció en el Mediterráneo, hasta que se le ordenó el regreso a Inglaterra, posteriormente, se unió al séquito de los Hamilton y recorrieron toda Europa, convirtiendose estos viajes en un tour de celebridades, pues Nelson era agasajado en todos los lugares que visitaban tras la victoria de Egipto, siendo recibido como lo que era, un héroe.
En 1800, llegan a Londres, Nelson vuelve con su esposa, pero le hizo saber de que el matrimonio estaba acabado, bien porque su relación con Francesc no tenía ya sentido pues se habían visto en escasas ocasiones y tambien porque su esposa estaba al tanto de la relación que mantenía con Enma.
Decidido, a no volver con su esposa, en febrero del siguiente año, le propuso la separación formal que deseaba le llavase al divorcio, hecho que no pudo conseguir, pues la leyes inglesas sólo contempla este supuesto en caso de malos tratos, quedando demostrado que no existieron ni físicos ni psicológicos. El matrimonio se disolvió, concediendo Nelson a su esposa la mitad de sus ingresos. unas 1800 libras al año.
Dos semanas después de que Nelson consensuara la parte económica con Francesc, vuelve a embarcar, uniéndose a la flota que protegía el Canal de la Mancha.
NELSON

4 comentarios:

Gabriela dijo...

Mi querido Nelson, obvia usted en su comentario que el triunfo del Almirante en Egipto, fue, y eso esta contrastado, una victoria en la que fue de gran ayuda Emma, démosle a cada uno su sitio, no le parece justo?o la incluimos a ella tambien en las grandes olvidadas...es que acaso es usted de los admiradores de Nelson y detractores de Emma Hamilton..sepa darle su sitio que también se lo mereció, no olvide que ella fue producto de la sociedad machista de su época.
Un cordial saludo.

NELSON dijo...

Desconozco la ayuda que Enma le proporcionó a Nelson en la batalla Aboukir, si se refiere al terreno sentimental, insuflándole moral ante tal evento, seguro que asi ocurriría, pues suponía para él un acicate en todas las circunstancias.De todas formas, le agradecería que me hiciese llegar esa aseveración, porque no cabe duda que es relevante. En absoluto soy detractor de Enma, pero todos los datos no se conocen, y entre todos llegaremos a plasmar sobre la botácora, la vida de dos personajes históricos. Saludos.

gabriela dijo...

Emma viajó desde Inglaterra en donde se había casado con W.Hamilton el 6 de septiembre de 1791. A su regreso a ¨Nápoles se detuvieron en Paris y visitaron a la reina María Antonieta y a Luis XVI quienes por aquellos días se encontraban prisioneros en el palacio de las Tullerías. Emma quiso ayudar a María Antonieta y actuó como mensajera de una carta entre la reina de Francia y su hermana María Carolina.

Cuando Emma regresó a Nápoles conoció al famoso almirante inglés Lord Nelson. En esos momentos Inglaterra y Francia estaban en guerra y la monarquía de Napoles se tambaleaba a causa de los muchos partidarios de la Revoluciûn Francesa. Emma intervino en asuntos políticos y siempre a favor del gobierno inglés y de la flota inglesa. GRACIAS A EMMA, Lord Nelson consiguió suficiente apoyo y el resultado fue su triunfo contra Francia en Abukir.
Espero mi querido Almirante, que mi respuesta le parezca lo suficientemente contrastada como para ser verídica y válida.
Un cordial saludo.

Nelson dijo...

Le agradezco su información, sólo apostillar que si no figura la información que me remite, es porquela desconocía, gracias por abundar en el artículo porque ello nos enriquece a todo. Saludos