domingo, agosto 10, 2008

LUCES DE VERANO

Ha pasado algun tiempo desde que subí mi últino post,las vacaciones, me engulleron y quise dejar un tiempo para descansar de muchas cosas, porque no hacer lo cotidiano, ayuda a descansar aunque hagas otras actividades de mayor dedicación si cabe.La lectura tomó el relevo, y me convierto en un devorador de libros de diferentes temáticas, incluso aquellas, que casi no me interesan, pero pienso que el hombre, debe buscar un equilibrio en casi todas las materias, sin sobresalir excesivamente, ni quedarse en el escalón más bajo, quizás lo más socorrido en estos casos es aplicar aquel dicho de que "en el centro está la virtud", si es que así se puede llamar.
Es período de ordenar las estanterias de nuestro interior, de reflexionar sobre aquello que pudo haber sido y no fué y sobre todo, en colocar de nuevo las intenciones y los deseos en las lejas que estén más a mano para poder verlas hechas realidad sin demasiado esfuerzo, pero con la convicción de que se está en el camino correcto avalado por un tiempo de maduración.
En estos períodos de descanso, me gusta recordar lo pasado, recorrer las playas que sin duda me sirvieron de confesionario, a veces, de cajón de sastre donde se van acumulando razones y motivos que no encuentran solución momentánea, el mar con sus olas y sus iones positivos, seguro que le transmitirán la mejor de las soluciones.
La soledad es a veces un camino que conduce a la paz.
Nelson

1 comentario:

enma dijo...

Nelson, has probado a quitar las ruedas pequeñas a tu bici? Supongo que lo harías cuando eras pequeño, recuerdas la sensación que aquello te produjo? es una buena solución...