miércoles, octubre 10, 2007

DERECHO DE ASILO

l hospital era la manifestación más típica de la caridad para con los peregrinosnos. El hospital medieval no descartaba curar someramente a los enfermos, pero su actividad característica principal era la asistencia al anciano, al pobre, al necesitado y, de paso, al peregrino. No en vano era éste, al menos temporalmente un pobre voluntario y un hermano necesitado de ayuda y protección en un país lejano y lleno de peligros.
Estas características no se olvida del todo ni siquiera cuando en muchas ciudades europeas se desarrollaron los modernos hospitales como lugares de curación. En cualquier caso, interesa aquí recordar los hospitales que se disponían a lo largo del Camino y que mantenían sistemáticamente una marcada connotación viaria, fueran pequeños, incluso minúsculos, y dispusieran de uno o pocos lechos más, o grandes y capaces como el celebérrimo de Roncesvalles.
Las comodidades materiales que se ofrecían a los peregrinos eran un techo, un jergón para dormir, un hogar para entrar en calor y lo que hubiera para comer. Completaban esta oferta la práctica simbólicamente cristiana del lavado y curado de piés, participar en las oraciones dentro del hospital o en la capilla aneja y la certidumbre de disponer del imprescindible consuelo religioso en caso de hallarse en trance de muerte.

4 comentarios:

enma dijo...

A mi me ha gustado mucho lo del lavado y curado de pies, y es que sabes? Nelson, yo mis pies me los cuido mucho, porque son la base de mi cuerpo y de mi alma.

Anónimo dijo...

El consuelo religioso también tiene su importancia. Sobre todo para esas personas que realizaban el camino con una profunda fe. La experiencia es maravillosa para quienes lo han realizado.
Saludos.

EL BOSS dijo...

ES INRERESANTE UNOS SE CUIDAN LOS PIES Y OTROS EL ESPIRITU. A MI MODO DE ENTENDER EL CAMINO SE HACE CON RECOGIMIENTO PERO NO ES NECESARIA LA FE. SOLO SER LIMPIO DE ESPIRITU, PERSONA DE PRO. ES UN CAMINO DE MEDITACION.

Nelson dijo...

el boss, el camino puede tener muchos atajos, en el sentido, que son muy diferentes las razones por las que se hace, lo que si estoy seguro es que al final del mismo, todos encuentran un razón satisfactoria de haberlo realizado.