martes, mayo 15, 2007

NO SÉ SI HAY QUE TENER PRISA EN VIVIR

o que si creo es que aquellas personas que se demoran en el aprendizaje de gozar y de aprovechar las cosas bellas que la vida nos ofrece, posiblemente, cuando aprendan a valorarla, ya será demasiado tarde, se estará muy próximo a cerrar el último capítulo del tiempo que le queda por vivir.
El arco iris de la vida, nos ofrece toda la gama de colores, todos ellos se producen en el caminar de las personas, incluso el color negro, está dentro de ese espectro, la cuestión es saber difuminar los unos con los otros hasta que se consiga una franja homogénea, sin quedar estancado en un tono determinado.
A veces la vida es difícil comprenderla por sus innumerables obstáculos, quizás lo más importante será vivirla, y esto se consigue desde mi modesta opinión, sabiendo valorar las cosas insignificantes que a diario suceden y que tal vez puedan ser las más importantes, todos pensamos hacer de la vida algo grande y nos olvidamos de que la misma se compone de cosas pequeñas, equivocando el camino para conseguir la necesidad de amar o el bienestar emocional a través de posibilidades económicas, olvidando que la riqueza interior que cada cual pueda sacar al mercado de valores de la bolsa de la vida, es el mejor broker para revalorizar los valores de los títulos del amor.
Al final, creo que lo importante no son los años de las personas, sino la vida de los años, cuando se tiene prisa en vivir, como decía al principio, quizás es porque tengamos el sentimiento de que por las rendijas de nuestros dedos, se han escapado los sueños, las esperanzas, y ahora nos toca cerrar fuertemente el puño para retener lo que aún nos queda por vivir, lo ideal sería que nuestra vida no fuese una novela interminable, sino que su autor la narrase de acuerdo con sus aspiraciones y que el epílogo de la misma nos dejase un buen sabor de boca, el placer de haber conseguido algo tan elemental y tan difícil a la vez como es sentirse amado.

NELSON

9 comentarios:

zinthia dijo...

Nada, absolutamente nada, hay mejor que la sensación de amar y sentirse amado en igual medida... no importa la duración, sino la intensidad... puede ser algo eterno aunque transcurra en un minuto....
Y no, amigo Nelson, no hay que tener prisa... cuando menos se espera puede llegar, y justo en el momento en que podemos apreciarlo y valorarlo.
Los jóvenes viven de prisa, o hemos vivido... (que conste que sigo siendo joven), pero tal vez con los años se va creando un "poso", como un nido acogedor, para compartir (preciosa palabra) con alguien las maravillas que la vida ofrece, desde un beso, una mirada... hasta un amor sublime.
Un buen tema, Nelson. Un beso.
Zinthia

Enma dijo...

El valor de las cosas no está en el tiempo que duran sino en la intensidad con que se suceden,
por eso existen...
momentos inolvidables...
cosas inexplicables...
personas incomparables...
Vivir es una decisión.

Paty dijo...

Prisa por vivir? no hay que tener prisa por vivir, lo que debemos hacer es vivir intensamnete cada momento de nuestra vida como si ese instante fuera el último que fuéramos a disfrutar.Creo que ese es el "quid" de la cuestión.
Saludos.

Heaven dijo...

Que bonitas frases, las de los tres comentarios. Ahora nos vamos a la práctica y no seamos tan teóricos.No se elige una forma de ser. Se nace de una determinada manera y a lo largo de la vida se desarrolla,ésta misma, de la forma y manera que sabes. Si las cosas te van mal y eres de carácter pesimista, te hundes,y si la naturaleza te ha dotado del don al que dotó al ave fenix,renaces y te vuelves a pintar. Sino date por jodido, porque entras en una depresión. (perdonadme la expresión). No siempre estás en disposición de ver la luz al final del pozo. A veces, has de esperar a tocar fondo (replegarte a los cuarteles de invierno) para luego, de repente y de la misma forma que tehas hundido, flotar a la superficie y volver a ser feliz. No teoriceis sobre sentimientos que no habeis sufrido en carnes propias. Que bien se arregla la vida de los demás desde fuera. Contadme cualquiera de vuesros problemas, que yo tengo la solución. Ahora, aplicad mi solución a vuestro día a día.Ah, acabáramos, que eso es lo dificil. Vivir, en elgunos momentos se hace dificil, y en otros quisieramos que el tiempo se parara para disfrutar a fondo. Hay momentos que te marcan y los echas al saco del olvido para no sufrir, y sin darte cuenta, un dia salen y lo que has intentado olvidar, sale. Hay mometos para correr,otros para llorar, otros para disfrutar. La vida se vive día a día. No existe la teoría perfecta. Elquelatenga... suerte para el (o ella)Todos no somos iguales.

Nelson dijo...

Paty, gracias por tu comentario. El título del post, precisamente me crea la duda si hay que tener prisa o realmente, hay que echar el freno y analizar perfectamente el día a día de cada cual. Pero si creo que la prisa muchas veces se suscita en fución de cómo se vive a diario, si es un calvario, ello, nos catapultará a acelerar la escapada de esa situación, si por el contrario, vivimos felizmente, nos aterrorizará salir de este estado idílico en que nos encontramos. Saludos.

NELSON dijo...

Heaven, gracias por dedicar tiempo a leer este post, siempre aportas grandes ideas, reflexiones y pensamientos a tener en cuenta.Pienso que fectivamente, la forma de ser está supeditada a muchísimos factores, carácter, personalidad, etc etc..., pero a parte de esas premisas, indudablemente, nosotros podremos encauzar la vida mejor o peor en función de cómo seamos capaces de administrar nuestos días y años, si los problemas los atacamos desde elpunto de vista del optimísmo o simplemetne nos dejámos llevar por el pesimísmo o la pasividad. Los problemas, a veces no son los mismos de un día para otro, aunque parezca esto una teoría un poco absurda, yo te puedo decir, que ante la imposibilidad de afrontar una situación en algún momento determinado, lo he aparcado y esperar a un nuevo día, también me he practicado algunas catarsis, intentando saber cual es el problema en realidad, porque muchas veces, no encontramos la raíz de lo que nos atenaza.
Si tengo claro una cosa, quizás de las pocas, que cada vez soy más consciente de saber lo que no quiero, de desechar, imposiciones que por el motivo que sea, me harán sentirme mal y en definitiva, intentar que no sea una losa en el solar de la mucha o poca libertad que se tenga.
Heaven, por supuesto que es imposible, aplicar las teorías de los demás a los problemas particulares de cada cual, pero estoy seguro que todos los problemas para cada uno de nosotros, son los peores, no se trata de establecer un ranking de problemas, pero si creo, que las líneas maestras para afrontarlos, quizás puedan ser de utilidad en todos y cada uno de nosotros.Quizás sería de aplicación aquello que narraba el conde Lucanor en uno de sus innumerables cuentos,hacía referencia al pobre que sólo tenía para comer un plato de altramuces creyéndose que era el más pobre del mundo, cual fué su sorpresa, que volvió la cara y observó cómo otro indigente, se comía las cáscaras que él arrojaba al suelo.
Saludos.

Enma dijo...

Heaven, ha llegado el momento de sufrir en tu vida otra catarsis, toca fondo, húndete en las profundidades de tu alma...despójate de todo lo que no te guste en tu vida...Ha llegado el momento de volver a resucitar.Súbete a mi carro, ya lo hicimos una vez, lo recuerdas?y cuando estes preparada, bájate, que estaras en situación de volver a empezar...entonces quizá te necesite yo...Lo recuerdas verdad? Heaven?Pues manos a la obra..que yo estoy aquí.
Perdona, Nelson que haya utilizado tu bitácora para dirigirme a ella, pero era el momento.
Mi receta para TODOS...CARPE DIEM, no falla.
Besos.

NELSON dijo...

Enma, estás disculpada, sabes de sobra quer la puedes usar como mejor creas conveniente, sólo apostillaré algo, y es que si de alguna forma puedo ayudar a subir al carro del que tú haces mención, modestamente, estoy listo para ello.Saludos

zinthia dijo...

Heaven.... no teorizo exactamente, hablo de sentimientos que he sufrido (y gozado) en carne propia... en pasado y en presente.
Saludos. Zinthia.