lunes, abril 09, 2007

LA POBLACIÓN NEGRA EN AMÉRICA

mérica, 1560 — A mediados de año, el sacerdote dominico Alfonso de Montúfar, arzobispo de México, expresa en una carta a Felipe II que es «tan injusto el cautiverio de los negros como el de los indios». Bartolomé de las Casas, que había abogado por la importación de negros esclavos para aliviar a los indios, sostuvo finalmente esta posición.Extrañamente, la Corona, que abolió en 1542 la esclavitud de los indios, nunca pareció inquietarse por los negros.
No es fácil estimar la cantidad de negros llevados por la fuerza a las colonias, ya que seria preciso disponer de todas las licencias de importación, sin olvidar el contrabando. No obstante, un cálculo prudente de la población negra en Hispanoamérica se eleva, a fines de la época colonial, a más de dos millones.
Los africanos comenzaron a llegar en los primeros viajes posteriores al descubrimiento, y algunos participaron con sus amos en empresas de conquista. Pero la mayoría de negros llegados en los primeros años pertenecían a la Corona, eran los llamados «negros del rey». Trabajaron primero en establecimientos de propiedad real, y luego en el servicio público. No es este grupo, sin embargo, el principal origen de la población negra hispanoamericana.
Los colonos advirtieron pronto que sus indios esclavos, o siervos, se extenuaban rápidamente y muchas veces morían.
Por otra parte, las epidemias, y hasta los suicidios, a los que deben sumarse las matanzas de indios rebeldes, habían diezmado de manera por completo alarmante a la población autóctona.
Los negros, en cambio, no sólo soportaban el trabajo duro, como la extracción del oro, sino que su rendimiento era mucho mayor que el de los indios.
Para la labor en las plantaciones, el negro parecía el sujeto ideal.
El rey Carlos I facilitó ese tráfico, coartado durante la regencia del cardenal Cisneros, pero benefició a sus favoritos concediéndoles las licencias de transporte.
A lo largo de la época colonial, el tráfico de esclavos africanos fue para la Corona y los intermediarios un pingüe negocio.

7 comentarios:

zinthia dijo...

El padre Alonso de Sandoval relata, como testigo, que los negros "van de seis en seis encadenados por argollas en los cuellos, asquerosos y maltratados, y luego, unidos de dos en dos con argollas en los pies. Van debajo de la cubierta, con lo que nunca ven el Sol o la Luna. No se puede estar allí una hora sin grave riesgo de enfermedad. Comen de 24 en 24 horas una escudilla de maíz o mijo crudo y un pequeño jarro de agua. Reciben mucho palo, mucho azote y malas palabras de la única persona que se atreve a bajar a la bodega, el capataz".
Salvando las distancias, no es demasiado distinto a las actuales pateras, o cayucos. El vil metal... enriquecerse unos, a costa de las vidas de otros.
Saludos. Zinthia.

Nelson dijo...

Habría que hacer algunas puntualizaciones con respecto a la visión que tanto Alonso de Sandoval y Bartolomé de las Casas tenián con respecto a la esclavitud.
El primero de ellos, se volcó en una defensa a ultranza de la raza negra,mientras el segundo, lo hacía por los indígenas, pidiendo que la mano de obra indígena, fuese sustituída por la negra. Desde mi modesta opinión es una forma muy particular de defender la escalvitud, sobre todo en quienes eran entre los siglos XVI y XIX, las voces discordantes de una política de mano de obra criminal.
También, es necesario puntualizar que no sólo España, fue beneficiada de la mano de obra esclava, en otros muchos países, fue incluso más sangrante, como en el caso de Portugal, Inglaterra, Francia, Holanda y muchos otros, evidentemente nosotros "gozábamos" de una leyenda negra,muy bien orquestada por estos países anteriormente mencionado con fines políticos y econónicos.
Saludos Nelson

Anónimo dijo...

La esclavitud en todas sus formas ha existido y existirá siempre,o sois tan jóvenes que no recordais que "EL Valle de los caidos" última morada del dictador,se hizo con el sudor y la sangre de los presos de aquella época?.
saludos.Marta.

Nelson dijo...

Marta, te agradezco de antemano tu participación en los comentarios de esta modesta bitácora. Coincido plenamente en que cualquier tipo de esclavitud es delegnable, el ser humano debe estar libre de toda opresión en contra de su voluntad.
Dicho esto, no creo que sea acertado, el hacer mención respecto al Valle de los Caídos, porque la historia está llena de hechos reprobables,y porque de alguna forma, introduces connotaciones políticas, olvidándote que, por poner algunos ejemplos, te recordaría que la muralla china fue construída por mano de obra esclava, transportando los bloques de piedra, sobre los hombros de una gran masa esclava.
En la URSS, el famoso canal Belomor, lo construyeron 150 mil presos,asi como el complejo hidroeléctrico de Kirov, 90 mil presos, erodromos, carreteras y un sin fin de obras faráonicas, hechas con el sudor y la sangre de miles de presos.
No a la esclavitud en todas y en cada una de sus formas y regímenes. Saludos

Enma dijo...

Martita, se te ve que eres novata, cuando dices que eres anónima, no pongas luego tu nombre que nos enteramos de quién eres.
Te explico como funciona esto, porque creo que debido a tu edad todavía no estas muy puesta en el tema,clikea en "otros"y luego pon tu nombre.
Se me olvidaba decirte que estamos encantados de recibirte en esta bitácora que ya casi es familiar.
Le acabaremos cambiando el nombre por "café Gijón".
Un afectuosísimo saludo.Enma.

MARTA dijo...

Pues emma, has acertado.Soy una recién jubilada que me he aficionado a la informática y me estoy estrenando como tu muy bien has captado, veo que eres aguda.
Quiero agradecerte tu acogida, no sabía que en internet la gente era tan familiar, y yo lo soy mucho.
Pero es que todos los de esta bitácora sois familia o es que os habeis unido por los temas?de cualquier forma estoy encantada de haberos encontrado.
Déjame emma que te haga de todas maneras una apreciación que no quiero que te tomes a mal...eres un poquito prepotente no?
Un cordial saludo a toda esta gran familia.

zinthia dijo...

Marta, sé bien venida.... siempre una satisfacción que la familia aumente. Saludos. Zinthia.