viernes, marzo 30, 2007

LA LIMPIEZA DE SANGRE

evilla, 1537 — La universidad sevillana adopta un estatuto de limpieza de sangre para su régimen interior. El sistema de la limpieza de sangre. que discrimina para ciertos cargos e instituciones a los descendientes de judíos conversos o de los castigados por la Inquisición, se inicia a fines del s xv. y llega a afectar a las órdenes militares, como la de Alcántara (1483). En poco tiempo, la limpieza de sangre se extiende a las órdenes religiosas, cabildos y cargos municipales, e incluso a las universidades más importantes.El sistema de limpieza de sangre, que perdura hasta el s xix, constituye una obsesión. Los más afectados son algunos títulos nobiliarios, a los que resulta mucho más difícil esconder su árbol genealógico que a un miembro del pueblo llano, y veda el paso principalmente a los altos cargos eclesiásticos, que son los que poseen unas rentas más ricas.

1 comentario:

zinthia dijo...

En efecto, durante siglos, para poder ocupar un puesto en la Administración del Estado, y para otras muchas cuestiones, era necesario demostrar la limpieza de sangre, es decir, que no se tenía antepasados musulmanes y, sobre todo, judíos. Se empezó a aplicar en Castilla en el siglo XV y se extendió rápidamente al resto de España. En 1522 se llegó a prohibir la concesión de títulos universitarios a los conversos o sus descendientes. Uno de los signos más claros de españolidad "sin mancha" era tener apellidos vascos, pues se les suponía directamente que no se habían mezclado con gentes de otros lugares y eran "cristianos viejos", en contraposición a los conversos o "cristianos nuevos". Hasta hace poco, en las islas Baleares, se discriminaba a los "chuetas", descendientes de judíos conversos, y se decía a los niños de las familias "cristianas" que no jugaran con los de las familias "chuetas".
Saludos. Zinthia.