domingo, octubre 21, 2007

NO TODO SE CONQUISTABA CON LA ESPADA

esde la antigüedad, el hombre siempre ha intentado e inventado las armas o estratégias para destruir a su enemigo, nos asombramos de los artefactos bélicos que en la actualidad las potencias o paises que pretenden serlo, exponen sus arsenales como método disuasorio ante posibles amenzas.
Pero sinceramente, creo que la imaginación que ponían de manifiesto nuestros antepasados para lograr la destrucción de sus enemigos,queda fuera de toda duda, así vemos como Aníbal general cartaginés, enemigo visceral de Roma, después de ser derrotado en Zama por Escipión, se exilió al Mediteráneo Occidental. El rey Prusias de Bitinia, confió a Aníbal su flota para enfrentarse a la de Eumenes II de Pérgamo. El cartaginés, ordenó llenar recipientes de barro con serpientes venenosas y las arrojó contra las naves enemigas, no si antes ser motivo de risas por propios y extraños, pero cuando los recipientes se estrellaron contra las cubiertas y el contenido mortal se espacía sobre las cubiertas, el miedo y el pánico se apoderó de sus contrincantes, ganando la batalla.
El empleo de animales, como medio de transporte y como armas en sí mismo, también formaba parte de estrategias que dieron resultados abrumadores, como pueden ser, elefantes, camello o cerdos,toros, cuyo olor o gruñidos asustaban a los caballos enemigos.
Aníbal, no fué el único en utilizar armas que no eran las habituales en las guerras de entonces, Herodiano, cuenta que, en el asedio de Hatra en 180-199 después de Cristo el emperador Septimio Severo, hubo de enfrentarse a los escorpiones y otros animales venenosos arrojados en frágiles vasijas por los defensores, cesando el asedio que soportaban.
Menos habitual, en la Antigüedad, pero utilizado también en algunos asedios, fué el lanzamiento de cadáveres que habián fallecido a causa de la fiebre negra.
Los panales llenos de abejas fueron también utilizados, especialmente en el episodio que narra Apiano, en el asedio romano de la ciudad de Temiscira en 72 a.C. Un caso curiosísimo de intoxicación a gran escala, fué la proporcionada por las abejas, a consecuencia de la miel intoxicada del Ponto, cuando Pompeyo perseguía al ejército elenístico por las riveras del Ponto Euxinio, el Mar Negro, pusieron en el camino, al alcance de los fatigados y hambrientos legionarios, gandes cantidades de apetitosa miel, causándoles mareos,diarrea y vómitos, en estas circunstancias, los romanos fueron atacados sufriendo grandes pérdidas en el inmediato asalto.
La obtención de veneno, usando como laboratorio con prisioneros vivos,dió como resultado, un desarrollo en este terreno que se expandió rápidamente, no hay que olvidar que en el Imperio Romano, se dieron muchos casos de envenenamiento de Emperadores y personajes de cierta relevancia social y económica.
En otro sentido, se utilizaron armas envenenadas con toxinas orgánicas. Ya en el mito griego, Heracles empozoñó las puntas de sus flechas con sangre de hidra, Ovidio, atribuye a los bárbaros, el envenenamiento de sus armas,flechas y jabalinas, Alejandro Magno en su marcha hacia la India, se enfrentó a este tipo de armas.
Desde la antigüedad muy remota, el hombre ha tratado de manipular los elementos de la naturaleza para su empleo con armas, utilizando formas de guerra química(gases tóxicos y materiales incendiarios, toxinas minerales) y (biológicas basadas en organísmos vivos).
Nelson

3 comentarios:

Birdo dijo...

Tienes razón Nelson, y siguiendo tus aportaciones te comento algo que ocurrió en un pequeño pueblo de Málaga llamado Alozaina.
Cuentan que en 1570 la villa fue atacada por moriscos, al mando de El Zabali; y estando los hombres realizando las labores del campo, las mujeres (capitaneadas por María Sagredo)consiguen rechazar el ataque morisco, arrojándoles unas colmenas de abejas.
Un saludo Nelson.

Nelson dijo...

Buena aportación birdo,no ya por el comentario que haces respecto a la utilización de las abejas como arma disuasoria, sino porque pones de manifiesto que las mujeres a lo largo de la Historia, han dejado patente su valía en muchos terrenos.Un saludo

Birdo dijo...

Hay múltiples ejemplos donde se manifiesta el arrojo y la valentía de la mujer, y su importante papel en la Historia. Esa es una muestra más. Estamos de acuerdo Nelson. Saludos.