martes, mayo 29, 2007

LAS ZARZUELAS DE RAMÓN DE LA CRUZ

adrid, 11 de julio de 1768— Ramón de la Cruz estrena en el Teatro Príncipe de Madrid su zarzuela La Briseida. Nacido en Madrid el 28 de marzo de 1731, Ramón de la Cruz procedía de una familia aristocrática y desarrolló en sus comienzos la estética neoclásica entonces dominante, de la que eran portavoces Luzón y sus discípulos.
No obstante, su gusto por lo popular llevó al compositor madrileño a internarse en el campo de los géneros que eran más gratos al pueblo, como la zarzuela y sobre todo el sainete, y a abandonar las ideas neoclásicas para seguir la tradición del renacimiento y el barroco.
Autor, en sus primeros tiempos, de varias traducciones, entre otros de Metastasio, Racine y Shakespeare, además de La Briseida, Ramón de la Cruz escribió otras zarzuelas —forma del teatro lírico que combina los diálogos hablados con las partes musicales y se estructura de modo definitivo en esta época—, como Las segadoras de Vallecas o Las foncarrelas. Pero la celebridad de este autor radica en especial en su extensa producción de sainetes, unos 400, que le valió la admiración del público y la animadversión de los neoclásicos. De estas obras, que suelen reflejar escenas usuales en las clases populares madrileñas, pueden mencionarse: La petimetra en el tocador,La avaricia castigada, La devoción engañosa, Las bellas vecinas, El sordo y el confiado y Las castañeras picadas. Entre 1787 y 1791 (tres años antes de su muerte) De la Cruz publicó diez volúmenes bajo el título de Teatro o colección de los sainetes y demás obras.

7 comentarios:

un madrileño dijo...

Mi querido amigo,no se de donde se ha sacado usted que D. Ramón de la Cruz provenía de una familia aristocrática, nació en Madrid en una modesta casa de la calle del Prado,a no ser que se le pegara el título por su amistad con el duque de Alba, su padre era un administrativo. Ensayó todos los géneros dramáticos, pero quizá lo más destacado fueran los 300 sainetes, en los que trataba y retrataba al Madrid de su tiempo. El más famoso es seguramente Manolo,en el que nos describe con lenguaje arrabalero y propio de los bajos fondos el regreso de un hampón recién salido de la cárcel a Madrid desde un presidio africano, ambiente que el conocía bien ya que fue funcionario de prisiones.
Muy instructivo su blogg.

Nelson dijo...

Estimado amigo, no me he sacado nada de mi propia cosecha, es decir, siempre que usted tenga el honor de leer esta modesta bitácora, puede estar seguro que los datos que exísten en ella, estan más que contrastados.
Lo publicó Plaza&Janes, en unos artículos para el Diario16, el añó 1991.

un madrileño dijo...

Mi querido amigo, no dudo de que usted haya contrastado los artículos de Plaza y Janés,pero lo que a lo mejor ha podido inducir a error al articulista de Diario 16, que dicho sea de pàso no me parece muy experto, es que tuvo una gran amistad y fue protegido del Duque de Alba y de la condesa de Benavente, en cuya casa murió.Por la vida que llevó estuvo ligado a ambientes aristocráticos.
Fue empleado de cámara y gastos de justicia donde ingresó como oficial de tercera en 1759, ascendió luego a oficial primero.No cree que en el siglo XVII, los aristócratas vivirían de las rentas?no sel sueldo de administrativo?
Y para terminar le diré que de modesta bitácora, nada, desde el otro día que la descubrí y estoy poco a poco leyendo me parece de lo mas interesante.

Heaven dijo...

Una de cal, dos de arena, tres de mantequilla, vaya pastelería, Rosito. Saludos Nelson. No te enfades cuando te corrigen, a veces, hasta los que saben mucho, se equivocan. De todas formas eso te pasa por fiarte de un periódico como Diario16.No era fiable.

Nelson dijo...

Heaven, en absoluto me puedo enfadar con alguien que documenta de forma tan magistral la vida de Ramón de la Cruz, es más agradezco el enriquecimiento que este lector aporta respecto a su biografía-dicho sea de paso es bastante exigua-. Posiblemente los datos de que era un aristócrata, van en consonancia con su relación con la aristocracia. Sea como sea, no hay nada como recabar datos que nos enriquezcan, ese es el fin y el motivo de la bitácora. No es que me fíe de Diario16, es una información plasmada en sus páginas y con el visto bueno de una editorial de prestigio.

nelson dijo...

Un madrileño, casi queda contestado mi comentario con el de Heaven, pero por aquello de que las damas primero.....ya me entiende.
Respecto a su apostillamiento, reitero mi agradecimiento y le invito que sea un lector asiduo de este espacio que sólo tiene el fin primordial de conocer nuestra cultura e historia. Un saludo

zinthia dijo...

Cuando la vida de una persona, o personaje, no es excesivamente conocida, o se tienen pocos datos sobre ella, estos se prestan a confusión. En efecto, Ramón de la Cruz, no era aristócrata, ni su familia, pero su ambiente sí lo fue, por su vinculación con el Duque de Alba y la Condesa de Benavente.
Elevó el sainete a la categoría de Arte.
Hace un año se representaron en Madrid algunos de ellos.
Estoy con el madrileño, una bitácora muy interesante, Nelson. Mis felicitaciones.
Saludos. Zinrhia.