sábado, mayo 05, 2007

!EL PARQUE ES MÍO!. EL BARRERO DESOLACIÓN SIN REMEDIO

aliéndome un poco de la línea con la que se creó esta bitácora, no tengo otra alternativa que exponer en ella, quizás, porque sea el único medio que tengo para desahogar la impotencia tan tremenda que sentí al presenciar en unos mis paseos por San Fernando, cómo la barbarie, el sinsentido, y la falta de urbanidad, se apoderó con sus destrozos, de un lugar maravilloso después de llevar inaugurado quince días.
No daba crédito a lo que mis ojos eran testigos, una turba de jóvenes entre 15 y 18 años, desplegaron toda su imaginación para desolar el parque de El Barrero, flores pisadas, arrancadas de cuajo, árboles vencidos por la fuerza de la sinrazón, risas y alborotos que justificaban de alguna forma tan loable acción.
Quise ir expresamente a este parque, porque todo eran elógios en su incipiente inauguración, pero, mi estado de ánimo se sintió como las árboles caídos y prometí no volver a él mientras no se tomen las medidas adecuadas de seguridad, porque, sinceramente, les puedo decir, que me sentí profundamente afectado.
Dudo mucho que levantemos cabeza si nuestra juventud -no toda, por supuesto-camina por estos derroteros, si el relevo generacional que tomarán algún día las riendas de las administraciones, beberá de las fuentes del caos y los desmanes.
Si queremos buscar la explicación a estos hechos vandalicos, posiblemente cada uno de nosotros podríamos exponer varios factores que lo desencadenan, pero, reflexionando sobre el tema, creo que hay un déficit de educación en la juventud, la falta de valores y de principios, las leyes que la regulan, cotiza a la baja en la formación y con el mínimo esfuerzo, posiblemente, que con el tiempo que estós energúmenos dedicaran a la mitad de las asignaturas que le sobran para pasar de curso, es muy problame, que al menos algún árbol que otro, se hubiera salvado, aunque sinceramente, lo sentiría por los profesores, porque la ira de ellos y de sus padres, recaería ante la importencia y la falta de preparación de no haber sabido transmitirles a sus vástagos, lo que significa el respeto a la sociedad en que la que tenemos que convivir todos sin sufrir atropellos gratuítos.

NELSON

4 comentarios:

zinthia dijo...

El origen de estos problemas, desde mi opinión, está , en parte, en la familia actual, bastante permisiva, con poca normas, un tanto disgregada (no todas, evidentemente, pongamos algunas), otra parte en la sociedad que nos está tocando vivir, con excesivas libertades, muchos derechos y pocos deberes. Y tal vez, pero muy poco, en la educación escolar, más bien en las altas instancias, porque desde el aula se trabajan los valores a conciencia.... responsabilidad, tolerancia, respeto a personas y medio ambiente.... etc. Al menos en lo que yo conozco.
¿La solución? No se puede dar marcha atrás, en lo que de bueno hubo (también malo, no voy a negarlo), pero tal vez si todos aportamos nuestro granito de arena, en la medida que podamos, algo puede mejorar. Lo tenemos difícil, sin duda, pero no imposible.
Estoy contigo, Nelson.
Saludos. Zinthia.

Maria dijo...

La sociedad desde hace algún tiempo,ha tomado por costumbre echar la culpa a los docentes de los males de la juventud,y después de pasar un fin de semana en un ambiente que no es el mío habitual, puedo afirmar categoricamente que LA FAMILIA, es la unica responsable de los valores que se inculcan o que no se inculcan a los niños que mas tarde serán adolescentes.
Puede que se me tache de clasista por decir lo que ahora voy a decir, pero esta morralla que patea el parque, seguira siendo morralla toda la vida y la élite seguira siendo élite toda la vida.Tendría ejemplos interminables para poder poner.
Y para terminar de rematar una clase política que deja mucho que desear, y si no...mirar las listas de las poblaciones en las municipales y vereis la cantidad de zotes que no saben hacer la o con un canuto que se presentarán para dirigir nuestros pueblos y ciudades.
Lo siento, Nelson,pero no soy nada optimista en la solución de estos problemas.

Nelson dijo...

María, evidentemente que yo tampoco soy optimísta, me gusaría serlo, pero desgraciadamente, no es así. No es ya solamente los desperfectos que ocasionaron al parque, sino el ejemplo que transmitían a chicos más pequeños que ellos. Con su irresposabilidad, se manifestaban como verdaderos héroes ante los ojos atónitos de esos pequeños que se quedaban boquiabiertos sin pestañear ante tan majestuosa hazaña.
La sociedad, la familia, el desorden en las leyes, las autoridades,todos quizás seamos culpables, unos menos que otros, eso sí,pero indudablemente, tendermos que caminar, porlas calles que nos queden, y ver los espacios verdes a traves de reportajes o fotografías, si los responsables más directos, no le dan una solución urgente.

Heaven dijo...

Los únicos responsables de los desmanes de los niños,adolescentes y jovenes son LOS PADRES. Aprendemos desde la cuna lo que vemos. Por eso la morralla sienpre será morralla y la élite siempre será élite,en eso María tienes toda la razón. Perohablemos de clases intelectuales, no de clases sociales. El dinero, no da educacion ni saber respetar. El HP nace, no se hace. Ser buena persona cuesta,aveces mucho. Ser mala persona, es muy fácil,todos podemos serlo. Todo en este mundo es cuestión de respeto al projimo. De pocçnerte en el lugar del otro,antes de criticar, o de actuar, o de nadar. Lo malo es que solo la buena gente sabe dar la vuelta a la tortilla.