viernes, abril 27, 2007

UNA GALLEGA DE ARMAS TOMAR

a Coruña, 4 de mayo de 1589 — Los españoles rechazan un ataque inglés, gracias al empuje de una mujer, María Pita.
Tras haber derrotado a La Invencible en el canal de la Mancha (1588). Isabel I de Inglaterra decide enviar una escuadra de 200 navíos y 20 000 hombres para ayudar a los rebeldes portugueses. Al mando de la expedición se encuentran el almirante Norris y el corsario Francis Drake, que deciden iniciar el hostigamiento a Felipe II por La Coruña.
Mucho es el valor de los gallegos, pero poco pueden oponer a los ingleses, que se adentran en el barrio de la Pescadería. Se lucha cuerpo a cuerpo: un soldado enarbola la bandera inglesa y está a punto de clavarla en la torre cuando María Pita, una mujer que ha visto caer a sus pies a su marido, Gregorio Rocamunde, se lanza contra él y le atraviesa con sus armas. Luego, desgarra la enseña enemiga y al grito de: ¡Seguidme, los que tengáis honor! rechaza junto a un grupo de mujeres a los invasores ingleses que ponen rumbo a Lisboa.
Maria Pita, de verdadero nombre Mayor de la Cámara y Pita, es premiada por Felipe II con el grado de alférez.

4 comentarios:

Enma dijo...

Cómo me gusta que se recuerde a las mujeres heroicas que también las hubo, y no siempre a los gloriosos y entregados hombres.
Y esto tiene más merito todavía porque sospecho que bajo el nombre de Nelson se sienta a escribir un hombre.
Gracias por acercarnos la historia de las grandes mujeres.Lo que supongo que te habrá gustado más y por eso lo has escogido es que su lucha empieza por defender a su marido muerto, pero te dire una cosa, yo, si me viera en esa situación tambien sería capaz de vengar la muerte de mi hombre.

zinthia dijo...

Exactamente, Enma, mujeres valerosas ha habido muchas, y que han ganado todo tipo de batallas... y en eso seguimos. Otra, compañera de María Pita, fue Inés de Ben, que participó también en la defensa de La Coruña. Y también es cierto que cualquier mujer que quiera a su marido, o a su hombre (y yo me incluyo), puede sacar la fiera que lleva dentro por defenderlo, o "vengarlo".
Saludos. Zinthia.

Nelson dijo...

El amor, puede ser en cualquier situación el revulsivo que defina una actitud determinada. En esta hazaña de María Pita, quizás fuese el ver a sus pies al ser amado junto con la invasión de su tierra por huestes que se llevarían en sus sacas lo más preciado de una persona, el amor y su pequeña patria.

Enma. dijo...

Nelson...qué bonito tu comentario, debes de ser muy sensible,me ha parecido precioso.Al final tendré que convencerme de que los hombres tambien tiene corazón y buenos sentimientos.
Por cierto has visto la película de Lady Hamilton?es del año 1941, es preciosa, narra la historia de amor del Almirante Nelson con Enma Hamilton.Si eres sensible como creo te guatará.