sábado, marzo 10, 2007

¡POR VOSOTRAS!

lguien, me preguntaba hace unos días, sino me acordaba que se celebraba el dia de la mujer trabadora, y es como para olvidarlo, pues todos los medios de comunicación, lanzaban al eter sus consignas para realzar a la mujer trabajadora.
Debo de aclarar, que efectivamente, estaba al día de lo que se conmemoraba, pero no creí necesario transmitir ninguna felicitación porque lo considero un hecho asumido de sobra en nuestra sociedad, y que estas misivas, no favorecen en nada al colectivo femenino. Ya que, está más que demostrado, la capacidad intelectual y laboral de las féminas, y, sinceramente creo que no viene a cuento.
Pero sí, me trasladó esta conmemoración a tiempos pretéricos, me hizo retroceder 76 años, cuando en 1933, se produjo en España un hecho insólito y de justicia. La mujer pudo acudir a las urnas y depositar el voto sin ningun tipo de cortapisas en igualdad de condiciones que el varón. No fue tarea fácil, pero se logró ese avance tan significativo gracias a la lucha irresistible de un grupo de mujeres que se envolvieron en la bandera de la libertad a costa de encarcelaciones, rechazos y todo tipo de vejaciones hasta conseguir lo que por derecho les pertenecía.
Su lucha, se fundamentó principalmente en la modificación del artículo 161 de la Constitución de 1931, quedando como sigue después de una denonada insistencia para su cambio: "No podrán ser fundamento de privilegio jurídico: la naturaleza, la filiación, el sexo, la clase social, la riqueza, las ideas políticas, ni las creencias religiosas".
La lista de luchadoras infatigables se iba incrementando paulatinamente a medida que las pioneras transmitían de boba en boca, en discursos en plazas y teatros, los derechos de la mujer, no aceptabaan en una sociedad democrática el ser consideradas objeto, reclamando el puesto que les correspondía.
No se puede acabar este artículo, sin nombrar a quellas heroínas que pasaron todo tipo de vicisitudes amargas hasta conseguir justicia, y me refiero a Clara Campoamor, buque insignia de esta lucha en donbde dejó de manifiesto todas sus inquietudes en un libro que se titula" Mi pecado mortal, el voto femenino y yo".
Clara se hizo a si misma, fue una autodidacta, y sin medios para realizar estudios, luchó denodadamente hasta conseguir la licenciatura de derecho. Luchó contra el machismo despiadado y también en contra de la mujeres que se manifestaban complacientes con una sociedad en donde la mujer tenía poco que decir.
Sería injusto tambien dejar de mencionar a un ramillete de mujeres que la arropoban y luchaban codo con codo, como fueron, Victoria Kent y Matilde Huici.
NELSON


12 comentarios:

ENMA dijo...

Nelson,ese alguien, se que recuerdas que fui yo, porque siempre te estoy dando la bara con tu machismo.Te agradezco que hagas este huequecito en tu blogg a las mujeres, pero recuerda tambien a TODAS aquellas madres de familia que no salen en los libros,en enciclopedias, reseñas etc.. pero que día a día en nuestras vidas hemos tirado para alante con nuestros trabajos, nuestras casas, nuestros hijos...con todo lo que eso conlleva.Me siento orgullosa de ser mujer,de trabajar pero sobre todo de haber sabido compaginar muy dignamente mi trabajo con la educación de mis hijos,que personalmente ha sido mi tarea mas importante.
Y no quiero acabar mi comentario sin elogiar la labor de muchos hombres que saben ser autenticos compañeros de viaje y dulcifican cada día la tarea de la mujer.

Cromwell dijo...

Amigo Nelson, debo decirte que las mujeres pudieron votar en las elecciones municipales en tiempos de Miguel Primo de Rivera. En concreto, este derecho fue concedido en 1924.

Un saludo.

Nelson dijo...

Querido Cronwell, es cieto que durante la dictadura de Primo de Rivera consiguen algunos avances, otorga el voto a las mujeres en las elecciones municipales, aunque con restricciones (solo a viudas y solteras).

Enma dijo...

Aclara nelson, que las mujeres casadas no tenían voto por si estaban manipuladas por los maridos...!!que seguro!!!! que lo estaban...menos mal que el 2 de mayo de 1975, llegó la ley que nos liberó de forma total y absoluta, ya podiamos firmar contratos de todo tipo, sin que el marido tuviera que dar el visto bueno,qué duras debieron de ser esas épocas para las mujeres.No sabemos la suerte que tenemos las mujeres de hoy en día, no lo valoramos en su justa medida.
Pero amigo nelson,yo no soy una acérrima feminista, pienso que vosotros sois tambien importantes en nuestras vidas, o al menos algunos de vosotros...jajja.
Un afectuoso saludo.

Anónimo dijo...

Ya se sabe que excepciones confirman reglas... La primera mujer artista de Bolonia que adquirió fama en toda Italia, fue Lavinia Fontana. Nació en 1552 y murió en 1614. Su padre fue el pintor boloñés Prospero Fontana. Lavinia creció en un ambiente inusitadamente estimulante para la creación, compartiendo el taller con su padre.
Fontana se casó con el exitoso pintor Gian Paolo Zappi, tuvo once hijos, de los cuales sólo tres la sobrevivieron. Una curiosa inversión de roles se produjo –considerando que eran una pareja de los años 1500s – ente Lavinia y Gian Paolo: Zappi se encargó de gran parte de los quehaceres domésticos y su trabajo artístico se limitó a pintar los fondos de los cuadros de su esposa; mientras que Lavinia trabajó a tiempo completo en el taller.
Un bonito ejemplo....
Saludos.
zinthia

Nelson dijo...

zinthia, no cabe la menor duda de que es un bello ejemplo, más aún tratándose de una época muy distante para nosotros, sin desmerecer la ayuda de su marido para tomar las riendas de su hogar, para que su esposa tuviese la oportunidad de triunfar como artista relevante que ya empezaba a despuntar.
Saludos Nelson

enma dijo...

Mira Nelson, no le des tanto mérito al marido de Lavinia Fontana, que hay muchas mujeres que sacrifican su vida profesional, en aras de la de su marido y nadie aplaude como algo insólito esa actitud...qué pàsa que en ese caso no tiene mérito?
Pues desde aquí mi RECONOCIMIENTO, a esas mujeres anónimas, y no sigo escribiendo que tengo que seguir trabajando.
Saludos cordiales.

Heaven dijo...

A todas esas heroinas famosas con nombre y apellido añade a tu lista al colectivo de rubias que arrastramos día a día que somos tontas y debemos demostrar que LAS RUBIAS NO SOMOS TONTAS. Añade a esa lista a todas las mujeres que día a día nos ganamos EL PAN Y EL DE NUESTROS HIJOS, SOLAS Y SIN APOYOS, porque nos equivocamos al elegir padre. No tenemos nombre solo somos estadísticas, pero comemos todos los días. Y ya que vamos a celebrarlo todo (es un horror que en 2007 se siga celebrando el día de la mujer trabajadora)vamos a celebrar el día de la mujer ama de casa, que éste día 8 de marzo es un poco discriminatorio. Besos Nelson pero no me metas los dedos en la garganta que luego te quejas. Ha sido un bonito gesto, pero con la Iglesia hemos topado.Heaven

Nelson dijo...

Heaven, tienes toda la razón en el sentido de que los nombres y apellidos de esas heroinas que figuran en esta reflexión, fueron las que marcaron en una época dificilísima, la pauta a seguir y el estandarte de la opresión y el desmerecimiento de muchas mujeres. Ello, no va en detrimento de un colectivo de mujeres que en el silencio han sufrido y sufren la desidia, la ignorancia y la opresión de aquellos que se suben al altar de lo que la naturaleza(no se sabe muy bien porqué), les ha otorgado sin sufragio universal.
Evidentemente, todo son estadísticas, pero fructifera, porque a nivel doméstico, inculcarás a tu hija el no permitir el avasallamiento de ningún ser humano con respecto a otro independientemente del sexo.
Deduzco que eres rubia, pero el color del cabello, no es condición para ser inferior en ningún sentido al resto de las personas, todo al contrario, siempre el oro y los brillantes han sido una de las obsesiones de cualquier buscador de tesoros.
Nunca me molestaré si el meter los dedos de forma figurada, ocasiona el esclarecer aspectos que a todos nos pueden ayudar, desde aqui, desde esta modesta bitácora, te felicito porque creo que eres una mujer de muchísima valía. Saludos

Heaven dijo...

Nelson, me has dejado sin palabras. GRACIAS por tu contestación, no se que decir. Era solo un comentario, no iba contra tí. Me has dado la oportunidad de quejarme en tu bitácora y la he aprovechado, sabes que te estimo.Heaven.

Enma dijo...

Nelson, cómo me ha gustado la contestación que le das a heaven, sobre todo cuando dices que el oro y los brillantes han sido uno delas obsesiones de los buscadores de tesoros.No te conocía yo esas dotes poéticas...pero sabes que me gustan?Yo tambien soy rubia, pero igual que dice heaven no soy tonta.
Tu buscas tesoros?Es para decirte donde me voy a esconder...jajajaj
Un saludo.

Nelson dijo...

Efectivamente, los tesoros siempre ha sido la obsesión de muchisimas generaciones, e incluso me atrevería a aseverar que no siempre se trata de metales preciosos, el oro y los diamantes, se pueden hallar allí donde la calidad humana prevalezca sobre el poder adquisitivo, si tu tambien eres rubia,y si esto se puede apostillar con una persona que tiene claro cual es el camino a seguir en busca de la libertad y la realización como persona, te felicito, sólo faltaría que tubieses los ojos azules. Por cierto me compraré un tonton, para saber cuales son tus coordenadas. Saludos