domingo, diciembre 31, 2006

ADIOS VIEJO AMIGO!


Parece que el tiempo corre inexorablemente hacia una despedida, momento en que se suscitan los balances, las reflexiones, sacamos de la vieja chistera el propósito de enmienda, para no cometer los errores del pasado y mantener los aciertos como catalizador de la forma de vida más adecuada para alcanzar la felicidad y nuestro bienestar. Para mí es un dígito más que se suma a algo que el hombre inventó desde tiempo inmemorial para saber en que lugar del tiempo se encontraba, no es necesario ver como pausadamente se coloca otro año en el casillero de la vida de una persona, ni descorchar los mejores cavas para convencernos de que el tiempo se marcha. Los propósitos, las buenas acciones, los deseos de ser feliz, es algo consustancial del ser humano que debería estar presente en cada momento de ese nefasto almanaque.
No hay que esperar al final del año, para proponerse librarse de las ataduras, de los sinsabores, cualquier día, cualquier momento, puede ser el mejor epílogo para acabar con una situación que nos angustia, cualquier día del año, puede ser el mejor fin de fiesta, si avanzamos sabiendo quien somos y hacia donde vamos.
Si les deseo a todas aquellas personas que comparten mi vida, e incluso a los que no tengo el gusto de conocer, los mayores éxitos y la aproximación a la felicidad que es la mayor obligación del ser humano, aunque la felicidad sea un estado, hoy somos felices y mañana puede que no.Pero no lo hago porque sea el último día del año, sino porque os lo deseo de corazón.
NELSON

6 comentarios:

Enma dijo...

Dura tarea la que nos recomienda usted para el nuevo año, yo personalmnte le deseo Nelson,que usted tenga claro quién es y hacia donde va,yo he tardado en saberlo, pero dice nuestro sabio refranero "más vale tarde que nunca".
No esperé a fin de año para librarme de ataduras,de angustias y sin sabores,un día uno se levanta ve que no es fin de año pero que su día ha llegado, decide ser FELIZ, y aqui estoy preparada para recibir el año nuevo que se que para mi sera maravilloso, no me cabe la menor duda.
Tambien a usted y a todos sus lectores se lo deseo de todo corazón.Feliz año.

Enma dijo...

Por cierto Nelson se me olvidó decirle en el comentario anterior que en mi vida feliz le hago a usted un sitio, no se arrepentirá, se lo aseguro.

osiris dijo...

Le felicito el nuevo año, me dá la impresión de que usted tiene las ideas muy claras, creo que es un hombre muy práctico y ve la vida con muchisimo optimismo. Felicidades

un socialista en París dijo...

Siempre hay un fin y un principio. No tengamos la manía de cambiarlo todo. Si la tradición manda los buenos deseos en fin de año, eso está bien. Los muebles antiguos se valoran más, las tradiciones hay que seguirlas, son buenas. No hay que hacer buenos propositos, hay que ser tolerante, y bueno. Mirar con talante a todo el que tenemos al rededor. Y hoy es un buen día para empezar. Yo le deseo a todo el que lea esto que tenga el año que se merece.

un socialista en París dijo...

Siempre hay un fin y un principio. No tengamos la manía de cambiarlo todo. Si la tradición manda los buenos deseos en fin de año, eso está bien. Los muebles antiguos se valoran más, las tradiciones hay que seguirlas, son buenas. No hay que hacer buenos propositos, hay que ser tolerante, y bueno. Mirar con talante a todo el que tenemos al rededor. Y hoy es un buen día para empezar. Yo le deseo a todo el que lea esto que tenga el año que se merece.

nelson dijo...

Pretencia explicar, que acepto el cambio de año sin acritud, lo que expreso en el comentario es una reflexión muy personal dando a entender que los buenos deseos no tienen que llegar con este cambio sino que el cambio hay que lograrlo a lo largo de todos y cada unos de los días. Por cierto ¿sabe que puede regresar a España ya?, pero ojo, no la haga por la T4 de Barajas(es una broma).Saludos